chico pasatiempo y texto.jpg

Galería de Imágenes

Datos de acceso

Menú de usuario

Autoestima, ¿Cuánto te Quieres?

AUTOESTIMA, ¿CUÁNTO TE QUIERES?

 

La Autoestima se entiende como el Valor atribuido por una persona a su propio Yo. Valor que proviene de la interacción del individuo con los demás. Es decir, el grado de estimación medio que se ha acostumbrado a recibir en las apreciaciones, opiniones, alabanzas y críticas de los demás, a lo largo de su vida que han ido creando la estima que tiene el individuo, de sí mismo. En esta medida, una persona con una elevada Autoestima provoca en los demás mayor respeto, aprecio y consideración.

En sentido contrario, una persona con baja Autoestima, se respetará su persona, no obstante, al ser personas enormemente dependientes de los demás y de lo que dicen los demás sobre ellos, en los demás causará el efecto de tener que estar constantemente obligados a tener que estar alabando o mostrándoles afecto; en esta línea, una alabanza, piropo o favor que se le haga a una persona con baja Autoestima producirá atracción interpersonal por quien se lo facilite. En una persona con alta Autoestima, no necesitará de un solo acto de alabanza para sentir atracción, dado que su seguridad de su valer, necesitará muchos más actos de aprecio, alabanza o favores, para sentir aprecio por quien se lo facilite.  Mientras que las personas de baja Autoestima, constantemente creen que los demás les perciben más negativamente de lo que lo hacen en realidad. A diferencia de las personas de alta Autoestima, que tienden a suponer que se les quiere y respeta.  ¿CUÁL ES EL EFECTO DE TU AUTOESTIMA EN LOS DEMÁS? Para responder a esta pregunta, se expondrá un ejemplo, extraído de los resultados de Friedman: “Una chica que se muestre abiertamente cordial y afectuosa, atrae más a un chico que posea una baja Autoestima, que a uno que tenga una valoración más alta sobre sí mismo. Mientras que, si esa misma chica se muestra menos afectuosa y menos cordial atraería más a chicos con alta estima de sí mismos, que a los chicos de baja autoestima”. Un estudio clásico sobre este tema, es el de Jones y Schneider (1968).

 

 

 

Autora: Maribel García. Psicóloga. Especialista en Clínica.