consejps y texto.jpg

Galería de Imágenes

Datos de acceso

Menú de usuario

¿Destacas en lo que haces? Cuidado, la Admiración de los demás se puede volver en tu contra

¿DESTACAS EN LO QUE HACES? CUIDADO, LA ADMIRACIÓN DE LOS DEMÁS SE PUEDE VOLVER EN TU CONTRA.  Curiosamente, las personas excesivamente capacitadas, inteligentes o habilidosas, no son las más queridas, porque su altísima dotación hace sentirse incómodos, distantes o humillados a sus posibles admiradores; de modo, que éstos las apreciarían mucho más si observaran en ellas algunos pequeños fallos, defectos o faltas que los “humanizaran”. Aunque es cierto, que las personas se sienten más atraídas por un individuo competente en su profesión, que por Otro medianamente preparado o que apenas destaque. Sin embargo, como ya se ha mencionado anteriormente, este individuo será mejor considerado por los demás, si abiertamente se le descubre un defecto o debilidad. Un ejemplo histórico, de lo que estamos hablando, es el caso del presidente Jhon Kennedy. En palabras de Aronson “era demasiado perfecto; era joven, apuesto, atractivo. Un estratega político magistral, un héroe de guerra”. Sin embargo, su espectacular fracaso en la cubana Bahía Cochinos, en vez de disminuir el prestigio y popularidad nacional de que gozaba, la incrementó; siendo explicación Psicosocial de este aparente sin sentido el que un sobrehumano presidente se hizo, mediante tal fallo, menos distante, más humano y accesible para la gente media.  Un estudio clásico sobre este tema es el de Aronson, Willerman y Floyd, (1946).