desesperar.jpg

Galería de Imágenes

Datos de acceso

Menú de usuario

Escúchame !!!

ESCÚCHAME!!!

Cuando “decidas” ser los oídos de alguien que necesita ser escuchado, deberás seguir las siguientes pautas para que tu labor resulte fructífera para quien requiera de tu atención. 1 ) Cuando te pidan que escuches, no empieces automáticamente a aconsejar, porque no es eso lo que te han pedido. A menos, que abiertamente te pidan opinión o consejo… no hables. 2 ) Cuando tu respuesta, ante el problema que “te están contando”:  “no debes sentirte así”, cometes el error de no estar respetando sus sentimientos o dolor. 3 ) Cuando te planteen el problema, tu obligación no es solucionarlo; es posible, que no dispongas ni de los recursos o datos suficientes para poder ayudarle (no te están pidiendo un favor, sólo que… “le escuches”).  En definitiva, no es tan sencillo ser un buen oyente, practicar la “Escucha empática” es una habilidad social que muchos creen poseer, pero que pocos la poseen. No olvidemos, que es más fácil OIR, que ESCUCHAR. La conclusión, es bien sencilla, a menos que te pidan algo más… si tu labor es escuchar, SÓLO ESCUCHA.