amantes y texto.jpg

Galería de Imágenes

Datos de acceso

Menú de usuario

¿Cuándo Sospechar que un niño puede ser Autista?

¿CUÁNDO SOSPECHAR QUE UN NIÑO PUEDE SER AUTISTA?

 

Debido a que existen diferentes trastornos autistas, las características de estos niños pueden variar de unos a otros, aunque todos ellos suelen presentar, en mayor o menor grado, algunas de las siguientes.  Aunque en algunos pocos casos, los síntomas se pueden presentar en edades más avanzadas, el inicio general de los síntomas suele ser antes de los 3 años. Ya desde la época de lactancia tardan en sonreír en respuesta a estímulos, o no sonreír en absoluto.  Conforme van creciendo son capaces de pasar horas entregados a juegos solitarios, en presencia de otros niños o adultos, sin mostrar interés por el intento de comunicación. El contacto ocular es anormal o ausente; poseen una mirada que parecen mirar al horizonte, o bien, realizan miradas furtivas. Como mucho se interesan por una parte del Otro: su mano, un detalle de su vestimenta, etc. existiendo un rechazo absoluto al contacto físico completo y prolongado. Necesitan que las cosas estén y funcionen de la forma a que ellos están acostumbrados, mostrando escasa tolerancia a los cambios. Es habitual también que muestren un interés exagerado y absorbente por determinados objetos, por la música o por conductas rituales (golpearse la cabeza, balanceo de cuerpo, rechinar de dientes).Todos poseen un deficiente uso del lenguaje o no emiten sonido alguno. La mitad de niños autistas llegan a desarrollar un lenguaje oral, poco comunicativo caracterizado por presentar ecolalia (repetición de frases más o menos prolongadas).  Los que presentan capacidad oral, con frecuencia repiten una y otra vez las mismas preguntas.  En algunos casos pueden mostrar talentos aislados notables, por ejemplo: concentrarse en letras o números. Pudiendo llegar a ser expertos en un número limitado de temas (como la realización de mapas u horarios).  Suelen ser niños guapos, tranquilos y con aspecto inteligente. Su desarrollo físico es normal, sin problemas en la ganancia de peso y talla. Tampoco suelen presentar problemas de motricidad, por lo que no suele haber problemas para empezar a andar o sentarse. Por último, añadir que más de la mitad de los niños autistas tienen crisis epilépticas a lo largo de su vida. Para el tratamiento de un niño autista, se requerirá la participación de diferentes profesionales: Psicólogo, Neuropediatra, Logopeda, etc.  Se estima que en conjunto el Trastorno autista en todas sus variantes, puede afectar a unos 5 de cada 10.000 niños, siendo 5 veces más frecuente en varones que en mujeres.

 

Autora. Maribel García. Psicóloga. Especialista en Clínica.