desesperar.jpg

Galería de Imágenes

Datos de acceso

Menú de usuario

Apego entre "Madre - Hijo"

APEGO ENTRE “MADRE – HIJO”

El término "Apego" es el proceso que se produce inmediatamente después del nacimiento. Está comprobado que las madres que pasan más tiempo con sus hijos, que juegan más con ellos, que les hablan y sonríen más, que les miran a los ojos, que son capaces de convertir el momento de la comida en un juego… desarrolla en el niño un apego más seguro, saludable y de mejor calidad. Si este vínculo es el adecuado, el niño alcanzará seguridad en sí mismo y por lo tanto, tendrá de sí un autoconcepto (autoimagen, autoestima) positivo en su edad adulta. Existen 3 patrones importantes:

                      

1)Estilo de Apego Seguro. Son niños capaces de ver en la madre una base de seguridad cuando están angustiados. La madre es sensible a sus necesidades, el niño sabe que le ayudará en la adversidad. Cuando estos niños son adultos poseen una imagen positiva de sí mismos, son personas coherentes e integradas.

2)Apego Evasivo. Exhiben un aparente desinterés y desapego a la presencia de la madre durante los momentos de angustia.

Estos niños tienen poca confianza en que serán ayudados y esperan ser desplazados porque así han sido sus experiencias pasadas. Cuando estos niños son adultos son inseguros y prefieren mantenerse distanciados de los otros.
3)Apego Ansioso-Ambivalente. Estos niños responden a la separación con angustia intensa y mezclan conductas de apego con expresiones de protesta, enojo y resistencia.Sin embargo, a la llegada de la madre muestran apenas o escaso interés.Por la inconsistencia emocional de la madre, estos niños no tienen expectativas de confianza respecto a la accesibilidad y a la respuesta que puedan obtener de ella. Cuando estos niños son adultos se caracterizan por ser personas aisladas, desconfiadas y ansiosas. (Psicología Infantil).

 

 

Autora: Maribel García. Psicóloga. Especialista en Clínica.